vientre

Posted On 1 agosto, 2017 By In Otras, Salud, Slider And 597 Views

Causas del hinchazón de vientre y hábitos para reducirlo

Como hemos hablado en otras ocasiones, el hinchazón de vientre es un problema muy común en todas las personas y que puede venir derivado de ciertos hábitos alimenticios o de una dieta inadecuada, pero también influyen otros factores.

Además de la importancia de incorporar en la dieta ciertos alimentos y evitar otros, hoy para combatir este incómodo problema, os contamos posibles causas y patologías que lo producen y ciertos hábitos que os ayudarán a reducir el hinchazón de vientre.

Causas

Como ya os comentamos la dieta juega un papel imprescindible a la hora de luchar contra la indeseable inflamación de vientre. Pero además, existen otros motivos que favorecen su aparición, como es un problema con la retención de líquidos, un problema de exceso de gases o incluso una intolerancia desconocida que poseamos:

– Retención de líquidos

La retención de líquidos en los tejidos o hidropesía, es uno de los problemas más habituales que provoca el hinchazón de nuestro vientre y puede venir dado por factores orgánicos: ciertas enfermedades de órganos, trastornos circulatorios o inflamaciones; o por factores cotidianos como: ingesta elevada de medicamentos, sedentarismo, el clima o el estrés.
quimica
Para conseguir combatirlo es fundamental que reduzcamos nuestro consumo de sal en las comidas, ayudándonos de otro tipo de sustitutivos y controlando los alimentos que ingerimos.

Reducir la ingesta de cafeína y tomar potasio también nos ayudará en gran modo a combatir este problema, se aconseja una toma de unos 400g diarios (unas 5 raciones) y por supuesto beber entre uno y dos litros de agua al día (un vaso de agua por cada hora que permanezcamos despiertos).

– Acumulación de gases

La flatulencia (distensión del estómago debido a la acumulación de gases) puede tener su origen en ciertos fármacos o patologías digestivas tales como úlceras o dispepsia intestinal, o incluso por un estreñimiento severo.

Si nuestro problema proviene de gases acumulados, por alguno de estos motivos, debemos evitar ciertos alimentos tales como las legumbres o los carbohidratos y por supuesto, bebidas gaseosas que propiciarán aún más la acumulación de éstos en nuestro estómago; cambiar la ingesta de bebidas gaseosas por agua o infusiones digestivas, nos ayudará en gran medida, mejorando nuestra función renal y eliminando toxinas.
radiografia
Además, es importante cocinar siempre las verduras e intentar disminuir el consumo de algunas excesivamente flatulentas, como por ejemplo la lechuga, la coliflor o la col.
Ayúdate de infusiones de anís, menta o camomila, son un gran aliado contra los gases, también es recomendable tomar orégano, hinojo comino y cúrcuma.

– Intolerancias a ciertos alimentos

Si a simple vista no tienes ninguno de estos problemas y sigues una dieta adecuada, pero no consigues paliar el hinchazón de vientre, es posible que sufras alguna intolerancia y lo desconozcas.

Puede que ciertos alimentos que incluyas en tu dieta habitual, no sean bien asimilados ni digeridos por tu cuerpo y aparezcan síntomas de pesadez debido al impacto que provoca la enzima de la histamina en el organismo. Los casos más comunes de intolerancia que provocan este efecto suelen ser al gluten o a la lactosa.

Es importante que consultes a tu médico para verificarlo, y además, que excluyas de momento estos alimentos de tu dieta para comprobar si desaparece en cierta medida la molestia. Os animamos a que leáis nuestro post de intolerancia al gluten para que podáis detectar, si es necesario, alguno de estos síntomas de los que os hablamos.

Hábitos que nos ayudarán

  • Come despacio y mastica adecuadamente: el comer deprisa y masticar poco los alimentos, hace que ingiramos demasiada cantidad de aire al comer (esto también ocurre, por ejemplo, cuando masticamos chicle); además al masticar poco lo que comemos, permitimos que los carbohidratos lleguen prácticamente intactos al intestino, (sin predigerirse antes con las enzimas salivales), y se produzcan fermentaciones en la digestión que dan lugar al hinchazón del vientre y acumulación de gases.
    Opta por tomar pequeñas comidas de modo más frecuente: ayudarás a hacer mejor y más ligeras tus digestiones, evitando la pesadez de comidas copiosas.
    virus
  • Ayúdate de alimentos que evitan el hinchazón tales como té de menta, el jengibre, la piña, el perejil y los yogures probióticos (siempre que no tengas intolerancia, como ya hemos comentado) e incorpora a tu dieta de manera regular alimentos que eviten el estreñimiento como son: frutas, verduras, semillas y frutos secos, pero sin abusar del exceso de fibra (una buena opción es hacerlo a través de zumos).
    Evita ingerir demasiada sal, frituras, productos refinados, refrescos con gas, exceso de dulces y alcohol; todos estos productos requieren de una mayor labor digestiva.
  • Practica deporte: como siempre, la actividad física es un aliado incondicional para nuestra salud y bienestar. En este caso nos ayudará a tener un mejor tránsito intestinal y a eliminar el exceso de líquidos. Llevar hábitos de vida saludables y evitar el estrés, en la medida de lo posible, repercute de manera directa en nuestra digestión y bienestar.
    Y viceversa, ya que, según recientes estudios clínicos de Verde Valley Medical Center, incluso se vincula que el tratamiento de inflamaciones gastrointestinales también pueden mejorar los síntomas de depresión y calidad de vida, tal y como citan:

“…Un aumento cada vez mayor de estudios clínicos han demostrado que el tratamiento de inflamaciones gastrointestinales con probióticos, vitaminas B, D y ácidos grasos omega 3, para atenuar los estímulos pro-inflamatorios en el cerebro, también puede mejorar los síntomas de la depresión y la calidad de vida. Todos estos resultados justifican la suposición de que el tratamiento de inflamaciones gastrointestinales pueden mejorar la eficacia de las modalidades de tratamiento utilizadas actualmente para la depresión y enfermedades relacionadas. “

Nota: En una próxima entrada, os propondremos una receta de batido natural para reducir el hinchazón de vientre.*

Imágenes | iStockPhotos

Bibliografía consultada:

  1. Fitoterapia: Una forma natural de luchar contra la retención de líquidos
  2. Génesis y propagación de las flatulencias
  3. Boletín Español Mercoal: Relación entre la depresión y la inflamación gastrointestinal.

EF40 | Ayuda a tus hormonas a quemar grasa: la leptina

David Díaz Gil (Ortuella, 1973). Ingeniería Superior en informática, quiromasajista, masajista deportivo, bloggero y tuitero.

Entre las pocas cosas que caben destacar de mi y de las que estoy orgulloso son:

– Ganador del concurso de portada Men’s Health 2008
– Finisher triatlón distancia Ironman 2010
– Finalista a los 40 años del concurso de portada Men’s Health 2013
– Bloggero y tuitero difusor del deporte
– Motivador fitness

Deja un comentario