Posted On 9 octubre, 2010 By In Crónicas / Menciones And 4526 Views

Crónica de la Challenge Maresme 2010

Mi primer triatlón distancia Ironman

Los días previos a la carrera los pasamos tranquilos en Calella, un pueblo costero orientado para los “guiris“, vamos que no me gustó mucho ver que todo tenía un horario raro en el hotel, pero aunque teníamos pensión completa no íbamos a ir mucho por allí.

El jueves 30 llegamos tarde y dimos una vuelta por la calle, cenamos y poco más, pero ya nos dio tiempo a darnos cuenta de que había triatletas por doquier, y al cruzarte con ellos por la calle nos mirábamos como perro a gato o peor aún a perra en celo. No sé si me miraban con miedo o con risa, pero uno hasta que no le ponen un dorsal puede tener la misma pinta de PRO que cualquier otro, y más si te acompaña por las calles una chica como Leire (ays).

El viernes 1 teníamos sesión de fotos en Barcelona para la revista y es donde conocí a mis compañeros. El primero fue Samu y su mujer Gisela, al de un rato Manu y más tarde a Nani y sus hijos Fernando y Blanca. También llego Josef montado en btt y vestido de ciclista, él es así, un friki en toda regla, jeje. La sesión fue divertida y no muy larga, las fotos geniales, tengo una y es una pasada pero aún no puedo colgarla hasta que no salga la revista. También estaba Nacho (el doctor), que se apunta a un bombardeo, un tío genial la verdad.

Tras las fotos cenamos en un italiano y nos perdimos la Pasta Party, pero bueno, así nos conocimos un poquito mejor. A la cena vino también la mujer de Nani, Yolanda, y la mujer de Manu, Alina, con sus dos hijos. Hablamos, cenamos y quedamos para el día siguiente.

El sábado 2 había que ir a recoger el dorsal, bueno en realidad todos los tenían ya salvo yo, y es que para ser sincero no me enteré de casi nada de lo que había que hacer, menos mal que Samu se lo sabía todo a la perfección. A las 16 había que llevar las bicis y la ropa a los boxes. Yo la dejé a las 17h, sin poder probar las zapatas nuevas y sin ver si me frenaba porque en el viaje el freno delantero se me había aflojado y no lo pude aprentar, así que no estaba seguro de que al día siguiente la bici frenara, pero a pesar de ello los nervios no afloraban, que raro, bueno igual en la salida o por la noche…

Nos quedamos viendo como entraba la gente y menudas máquinas que gasta la peña, sobre todo los guiris, pero como ya me habían dicho lo importante son las piernas y la verdad que en carrera me di cuenta que es cierto cuando adelante a muchos con bicis específicas de crono con un valor bastante alto.

Y pasó una cosa que me sirvió de tranquilizante, al atardecer mientras veíamos el recorrido del agua se acercaron dos veteranos preguntando donde esta el final, y la verdad que estaba lejos casi ni se veía, y les dio igual, uno le dijo al otro, bah! ya saldremos, pero lo más cojonudo es que se habían apuntado ese año a natación y se habían comprado las mejores bicis del Decathlon y nada les preocupaba… así que me dije, ostras si estos dos no están preocupados yo mucho menos que este mar comparado con el cantábrico es la piscina de Paris Hiltón!!

La tarde noche fue de entrevistas para Men’s Health con mis compis y cena en el hotel tranquilos.

El domingo 3 puse el despertador a las 6 para comer unas barritas de cerales y zumo de naranja, pero no lo oí, me tuvo que despertar leire, joer, nada de nervios!!! Era raro, estaba ella más nerviosa que yo. Me comí un montón de barritas de cereales y me fui para la salida que teníamos 15 minutos andando. Miré la presión de las ruedas, pero ambas estaban perfectas.

A las 7 nos enfundamos en neopreno y nos hicieron una sesión de fotos con el nuevo fotógrafo y ya fuimos a la salida a ver a los PRO. Nosotros salíamos a las 8:35, eramos los paquetes sin licencia, todos españoles, ni un guiri sin licencia, uff, y detrás los relevos que nos pasarían por encima.

Antes de salir calenté un poquito en el agua, estaba muy caliente y las brazadas que di demostraron que estaba bien de brazos aunque con la típica molestia de mi hombro y su SLAP.

La salida del agua fue tranquila, yo me puse en la parte abierta detrás de Nani, y tras de mi Samu y Manu (que menudo lío me llevé todo el día con sus nombres). Quería seguir los pies de Nani porque él se abre mucho para evitar golpes. Nada más salir me paré, coño, el crono!!! No lo había puesto así que me puse de espaldas y lo activé (lo mismo que en Lekeitio) media vuelta y en busca de Nani, hice unos 150m tras él pero al levantar la cabeza vi que estábamos muy lejos de las boyas, madre mía así nos iban a salir 5km así que me hice un recto directo a la boya, además no había mucha gente así que sería fácil no recibir mucha leña.

En la natación mi idea era no darle a los pies para no quemarlos, y así lo hice, llegué a la mitad sin estar cansado, miré el reloj y 35‘, bastante bien, igual que en mis entrenos, y esta vez sin usar las piernas. Pero en una de estas me vinieron dos nadadores por la derecha de relevos a toda caña y me metieron entre otros 4, así que para salir de allí sin recibir le di a las piernas de lo lindo, y el gemelo derecho me pegó un calambre!!! Ostras!!! Si no habíamos ni empezado y ya un calambre, ufff. Dejaré las piernas para la bici.

La llegada a la playa se me hizo muy corta, miré el reloj 1h10m coño muy bien la verdad. Subí la cuesta de arena y vi a Lei aimando como loca, y oí a Fernando decir “Muy bien David, vas muy bien“, sí? claro que me van a decir, a ver si veo a Nani por donde anda… me fui a por la bici con una sonrisa en la boca buen tiempo en el agua para estar 40 días parado sin nadar, de momento todo va como pensaba.

Cogí la bici en una transición lenta de unos 5minutos, sin prisas, y salí zumbando. Calella tiene tantos badenes como Ortuella o más, y eso que creía que era imposible, seguro que los alcaldes son amigos, así que la salida del pueblo la hice tranquila, probé los frenos y perfecto!!! Las zapatas CORIMA iban de lujo!!! Además la parte dura era en esa zona, los 3 primeros km de Calella o los 3 últimos de cada vuelta según se mire. Había unos repechos de unos 300m con alguna rampa del 6%, pero el resto era plano perfecto para mis piernas!!! Así que como caballo montado por erizo salí raudo de esos repechos a medirme en la primera vuelta con unas pulsaciones de de 155ppm.

Bebí y comí todo lo que quisé, muchos botellines pero sobre todo agua, plátanos y mis geles, no los que daban. La primera vuelta la hice a 34,3km/h, muy muy bien, así que ese era el ritmo que debía de llevar. Además en mi primera vuelta tras 69km vi a Lei gritándome, animándome “VAS GENIAL“!! Eso me dio mucha fuerza y sólo pensaba en volver allí para verla de nuevo.

Al llegar al la vejiga no aguantaba más así que pasé Mataró apoyé la bici en un señal de tráfico y me puse a orinar… y de pronto la bici se resbaló y cayó,  con ello se me paró el velocímetro, vaya!! Ahora no sabré si subo o bajo la media.

Monté y vuelta a darle a las piernas, fuerte para coger ritmo,… y zas!!! Primer dolor del femoral, como en los entrenos, igual según me acercaba al km 100 el femoral derecho se queja siempre. Decidido en cuanto me pueda me transplanto el femoral, se aceptan donaciones!!! Además el salitre me estaba rozando el mono y mis conguitos, y creo que el estaban más rojos que el culo de un mandril. Me aliviaba si me desacoplaba, pero pensé “Da igual, ya se recuperarán después” por cierto, no lo hagáis, desacoplaros, que menudos 3 días he pasado, parecía John Waine bajando del caballo, ufff, ufff

En la bici adelante a unos cuantos (algunos con verdaderas máquinas), y pocos me adelantaron, aunque sí que lo hicieron los PRO en su última vuelta, que era mi primera, pero me adelantaron en el repecho durillo del 6% y yo seguí a mi ritmo con mi flaca y claro mi flaca para arriba se mueve mejor que sus cabras así que estuve a punto de pasarles pero me dije, mejor ir detrás porque en cuanto se ponga en llano… hasta luego lucas!!!

En la segunda pasada mi ritmo medio fue de 33km/h con la parada y todo era normal que bajara, pero Lei me esparaba abajo para animarme, y en la subida está en el otro lado para chocarme la máquina y volver a decirme “muy bien muy bien”… Y yo pensaba, claro que me va a decir. En cada vuelta había buscado a Nani para ver cuanto me sacaba pero no le vi ni una sola vez, en cambio a Samu le vi dos veces y a Manu una.

La tercera vuelta era corta, sólo hasta Mataró pero en la vuelta, en la subida ya me di cuenta que estaba al límite, mis cuádriceps me dolían y el femoral como siempre protestando, el resto muy bien. Llegué a donde estaban todos y no les vi, vamos, no quedaba nadie, ¿donde estaban? Leire? Por las calles de Calella fui muy suave, quedaba un km y caerse ahora era de tontos, y me adelantaron unos 10 corredores, da igual.

Al llegar a la línea de transición allí estaban todos, mi niña sonriente, todos animando, y ella como siempre, “Perfecto!!! Sigue así”. Tuve una transición tranquila, comiendo cacahuetes y charlando con Xavi un catalán que estaba a mi lado, musculado que había entrado justo poco antes que yo. Salí tras él y pronto le pasé, busqué mi ritmo, no pasar de 5’30”, pero me encontraba muy bien, los cuádriceps muy doloridos pero con fuerza, así que los primeros 3km fui a 5’10”, con unas pulsaciones de 150ppm.

Pero de nuevo tenía que orinar, había bebido mucho y es normal, pero la parada me bloqueó las piernas, vi como me pasaba Xabi y me costó cogerle un montón. Mi ritmo era de 5’50”, ufff, y yo quería no pasar de 5’30!, imposible!! El ejército de animáción hacía su efecto porque cada vez que pasaba al lado de alguien que me conocía me daba subidón y podía subir algo el ritmo. En el km 7 me crucé con Nani, le saludé y le di ánimos, que máquina me sacaba 8km!!! Uff, había hecho las 2 primeras partes geniales, que crack!!

Tras la primera vuelta pasé por la llegada e iba un poco zombi, así que decidí ponerme tras Xabi a su ritmo que era de 6’10”, lento pero seguro, le dije que iba a su lado y él aceptó, ninguno hablaba mucho, aunque adelantamos a un amigo suyo que era su primera vuelta e iba arrastrando el pie, le animó para que fuera con nosotros pero no podía. Mis piernas iban bien, podía ir algo más rápido pero prefería ir ahora acompañado a ritmo, además los cuádriceps me dolían un montón, y Xabi me dijo que los remojara en cada avituallamiento, así hice, además de mi vaso de cola, mi botellín de agua, mi gel o plátano, cogía dos esponjas en cada puesto, vamos cada 2,5km.

Me volví a cruzar con Nani, y le había recortado 1km en una vuelta, sabía que nunca le alcanzaría pero no era mi meta, mi meta era acabar y no parar en la maratón, además si hacía menos de 4h bajaría de las 11h, eso si que era un buen crono… Pero al pasar por la llegada de la segunda vuelta Xabi se descolgó, yo bajé el ritmo pero él no podía enganchar, mi objetivo de no parar no me permitía hacerlo así que decidí ir sólo, pero justo una mujer me gritó “Vamos David que ya tienes cerca tu reto“, al verla de nuevo a la vuelta vi que era la mujer de Tomás, un hombre de 55años de mi pueblo, vecino de portal de mis aitas, y le dije a ver donde andaba su marido y me dijo que muy cerca, así que subí el ritmo de nuevo a 5’40”.

El problema es que me olvidé de Tomás y corrí demasiado, iba a tope pulsaciones a 145ppm pero las piernas no daban más, los cuadriceps quemaban como medusas, ufff, y en esto que oigo, “Donde vas tan rápido“, le miro y era Tomás que iba más suave pero a ritmo constante. Empezó a hablarme y me acomodé a su ritmo 6’20”, lento pero el que debía seguir. Con él los últimos 18km fueron amenos, muy muy duros pero llevaderos, no paró de hablar, que crack!!! Yo le dije que no iba a hablar mucho, pero él dijo que era lo mejor, que se olvidan los kilómetros y la verdad que así fue. La tercera vuelta llegó y le pedí a Lei que me comprara un red bull, había bajado el ritmo e igual eso me hacía dar una última vuelta rápida, pero no fue así, en las cuestas el gemelo me daba calambres y si le forzaba sufría mucho.

Esa vuelta fue agónica a 6’40” la primera parte y casi 7′ la segunda. Tomás tenía dolor en la planta del pie pero no paraba y yo los dos gemelos tocados, sobre todo el derecho y los dos cuádriceps… Miré el reloj y vi que las 11h eran imposibles, y el 11h11 podía ser si iba a 6′ el km pero no podía forzar, los calambres del gemelo no me dejaban ir más rápido así que antes de tener que andar sigo a ese ritmo.

De pronto vi a Nani, le había recortado otro km, o eso creía, y me dijo:

– Vamos David que es tu última vuelta!!!

– Anda y la tuya no? – le contesté sorprendido

– Esta y otra – me contestó mientras se alejaba.

Coño si voy por delante, fue algo raro porque no me esperaba ir delante de Nani, bueno da igual me queda una vuelta y mi objetivo es el de siempre.

Y así llegamos, según Tomás el último km se quitan todos los dolores pero a mi no me pasó, le dije que esprintara él y así ver mi tiempo, y lo hizo, pero yo no pude subir el ritmo y entré casi cogeando, y para más inri el tiempo del marcador no cambió y ponía 1h05m más de lo que realmente había hecho: 11h16m50s.

En la llegada me dieron la medalla y bajó Leire y me abrazó y me pusé a llorar de la emoción, de la rabía de no poder hacer más que eso, de lo contento de que ella habría compartido ese momento contigo. Nacho dijo que lo había bordado, me llevó a boxes y me ayudó a cambiarme, él y un compañero médico de la organización me felicitaron y me dieron de comer, no podía ni moverme.

A duras penas subí a la tribuna a ver la llegada de Nani, que llegó una hora detrás y me dolía todo, así que no podía esperar a la llegada de Samu y Manu, me despedí de Gisela y le dije que me llamara para saber que eran finisher, y vi justo entrar a Manu en su última vuelta corriendo a ritmo suave pero continuo. Le animé y me fui al hotel en taxi, roto de dolor y feliz con el resultado.

CONCLUSION: 9 meses es poco tiempo para hacer un tiempo bueno y tener garantías de éxito en un triatlón distancia Ironman, ahora toca entrenar y 3 años de triatlón a ver donde me llevan. Eso sí, pase lo que pase… yo soy FINISHER!

Tags : ,

David Díaz Gil (Ortuella, 1973). Ingeniería Superior en informática, quiromasajista, masajista deportivo, bloggero y tuitero. Entre las pocas cosas que caben destacar de mi y de las que estoy orgulloso son: - Ganador del concurso de portada Men's Health 2008 - Finisher triatlón distancia Ironman 2010 - Finalista a los 40 años del concurso de portada Men's Health 2013 - Bloggero y tuitero difusor del deporte - Motivador fitness

12 Responses

  1. Ahora a darle a tope en ditancias mas cortas.? Espero darte gerrra IRONLIZGOR.!

  2. ENHORABUENA DE TODO CORAZÓN DAVID!!!

    Llego siguiendo este espacio electrónico rigurosamente desde el día en que empezo el reto, he vivido desde aqui muchos entrenos tuyos, tus sensaciones, tus pesimismos, tus momentos de euforia…
    Hoy cuando leía la crónica se me han saltado las lagrimas, me has dejado emocionado, eres un ejemplo de constancia, me has demostrado que trabajando y teniendo claro lo que se quiere uno lo consigue todo. Pero quizas lo que mas atrae es tu forma de ser, se te un tipo muy humano, muy buena persona y muy natural.
    Sigue manteniendo el blog para que sigas siendo un modelo inspirador.
    Gracias por todo, sigue cosechando sueños y sigue siendo feliz.
    Un abrazo fuerte desde Granada

  3. Enhorabuena otra vez! Muy bien escrito y emocionante!

  4. FINISHER!!!!!!
    Pero vamos a ver ,¿que pasa? El chaval dice que tiene los “asuntillos” rojos como culo de mandril y encima le felicitamos.Osea, que aqui la unica que se preocupa por ese temilla es Leire?.Que poco solidarios somos!.Por cierto David, ZORIONAK!!!!!!

    PD1: ¿que pequeño es el mundo eh? ,lo digo por Tomas.
    PD2: ¿En que nº salen las fotos?
    PD3: ¿Alguien dudaba de que sería finisher? No le conoceis entonces.Este acaba si o si , aunque se pele la bolillas jajaja

  5. Guaaauuu Enorabuena¡¡¡¡¡ me alegro mogollon por ti y otro reto superado¡¡¡¡¡eres un crack y espero que este blog no lo cierres jeje, un abrazo y ahora descansa y medita tus proximos retos jejee.un abrazo desde Salamaanca.

  6. David solo me queda darte la mayor de las enhorabuenas!! vaya pedazo de reto te has marcado este año. he disfrutado mucho con tu relato de la prueba y me alegro un monton de que te haya salido asi de bien. yo tambien espero hacer un ironman algun dia y que me vaya tan bien.

    Espero que una vez realizado este reto continues con el blog y hables de lo que te apetezca, de triatlon, fitness, etc. aqui estaremos encantado de leerlo.

    Si no me equivoco creo que el reportaje en la revista saldra este proximo mes de noviembre no? a ver si se venden en Ortuella tantas como cuando fuiste portada jajaj. Saludos!!

    • Fred no creo que vendan muchas por aquí, jejeje, no se lo he dicho más que a mi gente, aunque el rumor vuela pero no es plan de dar la kk.

      Nani, el listón está muy alto, pero anotate esto NIZA 2013 para meternos en Kona!!!

  7. David eres un crack, vaya tiempazo, y eso que lo importante era terminar. Ya hablaremos de próximos retos, pero va ha ser dificil porque hemos puesto el listón muy alto.
    Nani

  8. Enhorabuena David por ser un gran finisher y en tan poco tiempo y gracias por currarte tanto tu pagina.
    Un saludo desde Logroño

    • Bienvenido Victor, me alegro de que te guste mi web!!

      Nani, 2013 no está tan lejos, si el objetivo es Kona yo menos de 2/3 años no me puedo plantear…

      Gracias Txarli y bienvenido a mi web, me alegro de que sirva de apoyo a tus propios retos, cualquier cosa que te pueda orientar no dudes en preguntar!!

  9. Jodeeer David!!!! Me has leido el pensamiento, pero el 2013 lo veo muy lejos……

  10. Enahorabuena David!!
    Sois muy grandes todos. Que sepas que me sirves de ejemplo para prepararme de cara a la próxima Challange. Es leeros las crónicas y se me ponen los pelos de punta.
    Fuerza y ánimos con lo que tengas en mente.

Deja un comentario