Posted On 14 agosto, 2017 By In Consejos, Nutrición, Slider And 397 Views

Desmontando mitos alimenticios

Las leyendas urbanas existen y no sólo a modo de historias o hazañas, sino que también llegan a modo de mitos alimenticios. Son muchas las creencias erróneas que se tienen al respecto de infinidad de alimentos, y por eso hoy queremos desmontar algunos mitos alimenticios.

Por este motivo, y porque no existen evidencias científicas que lo afirmen, estudiantes y profesores de diferentes campus de nutrición, han querido mejorar los hábitos nutricionales de la población desmontando ciertos mitos alimenticios.

Estudios que quizá conciencien a muchas personas sobre errores o ideas comunes que tenemos, porque los hemos escuchado durante muchos años, y que puede ser el momento de cambiar para mejorar nuestra alimentación.

Los productos light sin límite!… FALSO

Muchas veces pensamos que con ver en un etiquetado que un producto es light o bajo en calorías conlleva que “no engorda”. Un error muy típico y de lo más común que ya tratamos, en su día, en otro de nuestros post sobre lo que quizás no sabes de los productos light.

Un ejemplo perfecto es el del chocolate “sin azúcar”. Que ese alimento no lleve azúcar no significa que no aporte calorías, y es más, en este caso en concreto del chocolate sin azúcar, es muy probable que incluso por la falta de este ingrediente posea un contenido más alto en grasa que otro chocolate convencional.

El pan integral engorda menos- FALSO

pan_integral
La diferencia entre el pan integral y el pan normal va más allá de aporte calórico. El motivo de que este tipo de pan se incluya en muchas dietas, por delante del pan convencional, se debe sobre todo a su contenido en fibra.

Ahí radica la diferencia entre ambos, ya que el pan integral aporta mayores beneficios glucémicos y en el tránsito intestinal. Si nos referimos al valor calórico entre ambos, la diferencia es prácticamente a desestimar.

Huevos a diario…colesterol- FALSO

Es una de las afirmaciones más extendidas y creídas en la alimentación, pero por desgracia sin ningún aval científico hasta el momento. Se trata de un alimento que sí tiene colesterol, pero que no afecta en consumos regulares.

Se trata de uno de los alimentos más completos de nuestra dieta, con un alto contenido en proteínas, vitaminas y grasas buenas, y se recomienda su consumo habitual unas 4 veces por semana.

El pescado alimenta menos que la carne- FALSO

pescado
Las propiedades nutricionales del pescado son igual de completas que las de la carne, y su consumo es recomendable 4 veces por semana. Incluso el pescado tiene el beneficio extra de aportarnos, por ejemplo, ácidos grasos esenciales de los que ya hablamos en nuestro post sobre la importancia del Omega 3.

El pescado alimenta igual que la carne, lo que sí que es cierto es que sacie o llene menos que la carne, pero eso es otro tema no nutricional. Para combatir este “problema” podemos tomarlo como segundo plato los días en que nuestro primero sea más contundente.

mitos2

 

Seguro que alguna vez habéis escuchado que no se puede tomar agua durante las comidas o, por ejemplo, que si comemos demasiado rápido, sin tomarnos nuestro tiempo, los alimentos nos van a engordar más.

Sin duda, el tema de la alimentación y el concepto erróneo de “engordar” es lo que más suele afectar a la hora de creer ciertos mitos. Como ya os hemos comentado en otras ocasiones, los alimentos no engordan por sí mismos, engorda tu cuerpo si tu balance calórico no es el adecuado para tu propósito.

Partiendo de esto, y teniendo el concepto claro, hoy desmontamos algunos mitos alimenticios más y, os explicamos, cuál es la razón para olvidar parte de estas antiguas creencias.

Beber agua durante las comidas engorda: FALSO

Antes de nada, partimos de que el agua es un nutriente por un lado necesario para nuestro cuerpo y, por otro, acalórico, es decir, no tiene aporte de calorías. De modo, que independientemente del momento en que se tome, el agua no te va a engordar.
beber_agua
Otra cosa, es que te pueda dar una sensación de saciedad si tomas mucho líquido, lo que proporcionaría a nuestro cerebro una sensación de estar llenos y en tal caso supondría justo el efecto contrario, es decir, haría que al sentirnos más saciados comamos menos.

Los alimentos congelados pierden nutrientes: FALSO

El proceso de congelación de un alimento no conlleva una pérdida de nutrientres o cualidades del mismo. Precisamente, los alimentos se mantienen a bajas temperaturas, en el frigorífico, o congeladas, en el congelador, porque de ese modo conservan todas las propiedades y macronutrientes que contienen inicialmente, de manera intacta.

Comer rápido engorda más: FALSO

El hecho de comer rápido o despacio no afecta al aporte de calorías de lo que estamos comiendo. Es decir, y como ya hemos aprendido, el filete de carne tiene la misma cantidad de proteínas, de hidratos y grasas, tanto si lo comemos en 1minuto como en 15.

Otro tema, con lo que se suele confundir esta creencia, es que cuando comemos más despacio, masticando bien los alimentos, damos tiempo a nuestro cerebro a percibir la sensación de saciedad, que suele tardar unos 20minutos en desarrollarse.
cucharada_helado
De modo que si comemos muy rápido, acabaremos de hacerlo y todavía no tendremos la impresión de estar llenos. Por tanto, tomarte tu tiempo para comer es muy recomendable, pero el comer rápido no significa engordar más.

Imágenes | iStockPhotos

Tags :

David Díaz Gil (Ortuella, 1973). Ingeniería Superior en informática, quiromasajista, masajista deportivo, bloggero y tuitero. Entre las pocas cosas que caben destacar de mi y de las que estoy orgulloso son: - Ganador del concurso de portada Men's Health 2008 - Finisher triatlón distancia Ironman 2010 - Finalista a los 40 años del concurso de portada Men's Health 2013 - Bloggero y tuitero difusor del deporte - Motivador fitness

Deja un comentario