Posted On 6 junio, 2015 By In Claves, Entrenamiento And 6839 Views

¿ El grado de agujetas determina la calidad del entrenamiento ?

[Pregunta enviada por Alberto Lopez Rodriguez]
Durante años la gente que hacemos pesas en el gimnasio hemos evaluado en muchas ocasiones el entrenamiento que hemos realizado el día anterior por el dolor muscular que sentimos en ese momento, y si no estábamos bastante doloridos no creíamos que el entrenamiento había sido productivo. Voy a intentar explicar la relación entre dolor y crecimiento muscular.

Para sacar de dudas a todos nuestros lectores hemos creado una serie de preguntas con su respuesta correspondiente y poder explicar la relación entre dolor y crecimiento muscular. Seguramente existen muchas más preguntas pero esas os las dejamos a vosotros para que las hágais en los comentarios.

Definiciones

Antes de iniciar la batalla de preguntas hemos creído oportuno explicar o definir que es el dolor muscular y que es el crecimiento muscular, ya que ahí reside la clave para saber la verdadera relación entre ambos, simplemente teniendo en cuenta dos aspectos: el daño y la tensión.

  • Dolor muscular: las personas que realizamos un trabajo intenso con las pesas nos gusta sentir ese dolor muscular el día siguiente, que no es más que el daño que hemos realizado a los tejidos musculares debido a realizar unos ejercicios específicos con una carga mayor a la que habitualmente usamos excesivo.
  • Crecimiento muscular: por otro lado con el único fin de promover el crecimiento muscular debemos producir una tensión en los tejidos musculares para que estos crezcan e intenten soportar la carga de trabajo que le hemos impuesto en la sesión anterior de ejercicios, que con el descanso muscular se producirá.

¿Es cierto que es necesario dolor para crecer muscularmente?

Si aplicamos la lógica el dolor no es necesario ya que el daño no es requerido para realizar el crecimiento muscular, ya que el requisito indispensable es que se cree esa tensión. Aunque sí que es cierto que siempre se crea rotura fibrilar con cualquier ejercicio no es el sentido exacto del crecimiento muscular.

Existen unos receptores llamados integrinos que captan la carga mecánica a la que sometemos al músculo y activan los mecanismos necesario para la síntesis de proteínas y por lo tanto el crecimiento muscular. Con esto podemos llegar a la conclusión que aunque no sientas dolor muscular se puede llegar al crecimiento muscular.

¿A más dolor más crecimiento?

Pues no, para nada, y esto es lógico, porque no por mucho que te machaques en el gimnasio realizando más ejercicios, más series, más repeticiones, con mucha más carga o durante un mayor periodo de tiempo vas a conseguir un mayor crecimiento muscular aunque sí que notarás un mayor dolor muscular

Esto es porque los niveles de síntesis de proteínas, con los que se producen y regeneran los tejidos musculares sólo pueden ir hasta cierto punto, y por mucho que los sobrepases con entrenamiento más intenso y más largo, que te producirá sin duda más dolor vas a ocasionar un mayor crecimiento.

Entonces, ¿a más dolor menos crecimiento?

En este caso la respuesta es casi siempre afirmativa ya que por el contrario que sucede con los niveles de síntesis de proteínas los niveles de descomposición de las mismas pueden elevarse proporcionalmente al daño que se le infrinja al tejido muscular con un sobreentrenamiento.

Esto quiere decir que en ocasiones cuando te encuentres mucho más dolorido que lo habitual puede significar que en el entrenamiento se ha usado el músculo como energía, y por tanto se haya destruido tejido muscular, obteniendo al final lo contrario de lo que se buscaba que no es más que el crecimiento muscular.

¿El dolor muscular me puede indicar nivel de daño?

No necesariamente, ya que se puede realizar un ejercicio concreto con el que se realiza daño a los tejidos musculares pero los receptores del dolor se van acostumbrando a ese daño y entonces el dolor cada vez es menos intenso, y sin embargo el daño ejercido es el mismo que antes. Por tanto no te fíes del dolor para controlar la magnitud del daño muscular.

Conclusión

Ni el dolor muscular nos indica que estamos creciendo muscularmente hablando, y ni es necesario que exista dolor para que se produzca crecimiento muscular, ya que el dolor normalmente es que se ha producido daño muscular. Así que no busques siempre el dolor en tu entrenamiento.

Tags :

David Díaz Gil (Ortuella, 1973). Ingeniería Superior en informática, quiromasajista, masajista deportivo, bloggero y tuitero. Entre las pocas cosas que caben destacar de mi y de las que estoy orgulloso son: - Ganador del concurso de portada Men's Health 2008 - Finisher triatlón distancia Ironman 2010 - Finalista a los 40 años del concurso de portada Men's Health 2013 - Bloggero y tuitero difusor del deporte - Motivador fitness

Deja un comentario